– Declaración y Misión –

 

Declaración

Congreso Europeo de los Pescadores Artesanales – 2012

Los pescadores y mariscadores costeros a pequeña escala de Europa

 

Declaración común del sector pesquero, marisquero, artesanal y de bajo impacto de Europa

noviembre 2012

 

Nosotros, pescadores/as artesanales y mariscadoras/es de Europa…

…nos hemos reunido/unido para discutir nuestra situación y para pedir a quienes toman las decisiones en la Unión Europea (UE) que protejan nuestro medio ambiente, nuestra forma de vida, nuestras comunidades y nuestro patrimonio. Creemos firmemente que para que el sector pesquero europeo prospere, la nueva Política Pesquera Común (PPC) tiene que detener la pesca insostenible y colocar la pesca sostenible y de bajo impacto en el centro del modelo europeo de gestión pesquera.

Nuestros negocios y medios de vida dependen de las poblaciones de peces en nuestras zonas de pesca locales. A diferencia de los buques más grandes, no podemos cambiar a nuevas zonas de pesca cuando las nuestras están sobreexplotadas. Hoy en día, nuestro trabajo está amenazado por la presión humana en las zonas costeras, incluida la pesca no sostenible y otros impactos sobre los ecosistemas marinos.

Somos buenos protectores del medio ambiente marino en el que hemos trabajado durante siglos, hemos regulado nuestro esfuerzo pesquero de acuerdo con los recursos pesqueros, para preservar nuestro negocio y forma de vida. Siempre nos hemos ido adaptando a las características específicas de nuestras zonas de pesca ajustando nuestras artes, centrándonos en varias especies y teniendo en cuenta su patrón biológico estacional. Nuestro trabajo tiene un bajo impacto ambiental en los hábitats marinos y sólo genera pequeñas cantidades de descartes.

Empleamos artes selectivas y de bajo impacto. El propietario trabaja en el barco y respetamos las normas de gestión o, si tales normas no existen o son insuficientes, aplicamos medidas auto impuestas para proteger los recursos pesqueros y sus hábitats. Esta forma de trabajar nos permite mantener un vínculo social, cultural y económico en nuestras regiones.

Tenemos un papel muy importante que desempeñar en el mercado, ya que suministramos productos pesqueros frescos, de alta calidad, diversos, capturados localmente, respetando los patrones estacionales de las especies biológicas, y con frecuencia con la posibilidad de entrega directa al consumidor.

Representamos cerca del 80% de la flota pesquera de la UE en número de barcos. En Reino Unido, por ejemplo, la pesca artesanal constituye más de la mitad de los empleos a bordo. Además se generan muchos puestos de trabajo indirectos en tierra.

Desde el inicio de la PPC, hemos sufrido el marco político injusto y desequilibrado: la mayor parte de las cuotas y el dinero de los contribuyentes de la UE se ha canalizado a las grandes operaciones de pesca industrial en toda Europa, aumentando la capacidad de captura de la flota europea de altura y gran altura, mientras que al mismo tiempo se ha privado de sus derechos y se ha dejado al margen, a la pesca de bajura y sostenible. Es indignante que se otorgue un mayor apoyo a los grandes operadores que suelen utilizar contratos temporales de empleo y trabajadores no calificados y proporcionando pocos beneficios para las comunidades locales. Mientras tanto, muchos de nosotros estamos perdiendo nuestros puestos de trabajo o nos vemos forzados a buscar un segundo ingreso.

No nos sentimos representados adecuadamente por nuestros gobiernos nacionales, por los representantes del sector pesquero en Bruselas, ni por la Unión Europea.

Creemos firmemente que, el futuro de la pesca en Europa está en la pesca sostenible, costera, de bajo impacto, tal y como la que practicamos.

 

En la actualidad, más del 60% de los stocks europeos se encuentran explotados o más allá del límite sostenible. Sólo si la PPC defiende un cambio desde las técnicas pesqueras no selectivas, de alto impacto y con consumo intensivo de combustible, podremos recuperar los stocks europeos, continuar suministrando pescado capturado de forma sostenible y asegurar una fuente duradera de ingresos para el sector pesquero, así como para las comunidades costeras que dependen de ella.

Es hora de poner la pesca artesanal y sostenible de Europa en el corazón de la futura PPC. Por ello, pedimos:

1)     Dar acceso preferencial a quienes pescan de forma sostenible;

2)     Reducir el exceso de capacidad de la flota pesquera dónde existe, conservando al mismo tiempo puestos de trabajo en la pesca artesanal, de bajo impacto;

  • Acabar con las subvenciones perjudiciales y las practicas pesqueras insostenibles y destructivas;
  • Restaurar la salud de nuestros mares en Europa y el resto del mundo.

 

Nosotros, pescadores/as artesanales y mariscadoras/es de Europa…

… queremos dejar un legado de mares y océanos saludables en un mundo donde haya menos pesca, pero mejor pesca. Queremos que nuestros hijos e hijas  pesquen en océanos saludables con poblaciones de peces intactas y que pueden comer pescado de mejor calidad que el que se come hoy. Nosotros, la mayoría de los pescadores/as y mariscadores/as, que somos guardianes del medio marino pedimos que el conjunto de nuestras voces se escuche antes de que sea demasiado tarde.

 

Consideraciones detalladas para la toma de decisiones de la UE

 

1) Dar acceso preferencial a quienes pescan de forma sostenible

La PPC debe conceder prioridad en el acceso a los recursos a los pescadores que tengan el menor impacto sobre el medio ambiente y añadir el máximo valor a las actividades y comunidades pesqueras locales. El acceso a los recursos debe favorecer a los pescadores que se basan en criterios ambientales, sociales y económicos. Los pescadores que utilizan prácticas sostenibles, con una tasa de by-catch mínima y una alta tasa de empleo en comparación con el volumen de la captura y son menos dependientes de los subsidios y el combustible tienen que verse favorecidos. De esta manera, el empleo relacionado con el sector puede prolongarse y los beneficios de la actividad pesquera con la pesca empleo puede ser sostenida y los beneficios de la actividad pesquera difundidos de manera más amplia en torno a las comunidades costeras.

La PPC debe reconocer que la cuota (el derecho a pescar) es un bien público, no una propiedad privada, y debe asignar oportunidades de pesca de manera que se premien los métodos de pesca sostenibles. Por lo tanto, estamos en contra de las concesiones de pesca transferibles (CPT), un sistema que privatiza el acceso a las oportunidades de pesca y que probablemente sitúe los recursos marinos en unas pocas manos con gran poder. Estamos en contra de la privatización del mar y sus recursos.

 

2) Reducir el exceso de capacidad de la flota pesquera dónde existe, conservando al mismo tiempo puestos de trabajo en la pesca artesanal, de bajo impacto;

Se estima que las flotas pesqueras de la UE pueden, en muchos casos, ejercer una presión pesquera sobre los stocks, de dos a tres veces por encima de niveles sostenibles. La nueva PPC debe incluir un inventario detallado de la sobrecapacidad, garantizando que se evalúa en relación con el estado de las poblaciones de peces para las pesquerías objetivo. Los esfuerzos para medir la capacidad pesquera deben tener en cuenta la capacidad de un buque o de una flota para pescar y no sólo la cantidad, el tamaño y la potencia de los motores de las embarcaciones.

Los estados miembros de la UE deben urgentemente poner en marcha planes de acción para reducir la capacidad pesquera, donde exista sobrecapacidad pesquera, y cambiar hacia métodos de pesca de bajo impacto, sin sobrepasar los niveles sostenibles de la capacidad pesquera. Estos esfuerzos deben estar alineados con los planes regionales de ordenación pesquera y garantizar que no se limitan a exportar los problemas de la sobrepesca y el exceso de capacidad fuera de las aguas europeas. Hay muchos casos de los fondos públicos que se utilizan simultáneamente para el desguace de buques y para su renovación, lo que resulta en un incremento neto de la capacidad de pesca, sobre todo en la flota que genera altos impactos y agota los stocks.

Hacemos hincapié en la necesidad de pescar menos a nivel europeo, pero esto no debe ir en  detrimento de aquellos que lo hacen de manera sostenible. La nueva PPC debe garantizar un sector pesquero que da prioridad a la calidad sobre la cantidad: pescar menos, pero de manera más inteligentemente.

 

3) Acabar con las subvenciones perjudiciales y las prácticas pesqueras insostenibles y destructivas;

La industrialización del sector pesquero se ha traducido en unos mares europeos que sufren de décadas de pesca destructiva y sobrepesca.

La flota europea recibe varios miles de millones de euros en subsidios directos e indirectos cada año. Una gran parte de este dinero se emplea en operaciones de pesca destructiva y, a veces incluso ilegales. El nuevo Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) debe centrarse en apoyar la transición de las comunidades pesqueras hacia un enfoque más sostenible.

Todos los pescadores europeos deben acatar estrictamente las normas. Los buques u operadores que han sido sorprendidos pescando ilegalmente no pueden recibir subvenciones futuras. Con el fin de garantizar esto, la nueva PPC debe fortalecer y reforzar las medidas de vigilancia y control que deben aplicarse por igual a todos los buques europeos dondequiera que pesquen.

Cada año se descartan 1,3 millones de toneladas de pescado de los buques europeos en el Atlántico Norte. La reforma de la PPC debe contener plazos claros, fijos y de obligado cumplimiento para la introducción de una regla de “descartes cero” complementado por normas estrictas sobre la selectividad, el tamaño y el peso de, en particular, de arrastre, de dragado y otros artes pesqueros móviles. Esto reduciría las capturas no deseadas y los constantes aumentos en la potencia del motor. El FEMP debe apoyar el desarrollo de las prácticas de pesca más selectivas, fomentar el trabajo colaborativo entre los pescadores y los científicos y ofrecer apoyo significativo a la creación de órganos representativos del sector artesanal.

Los métodos de pesca destructivos que ejercen un impacto negativo sobre el medio marino, como la algunos artes móviles y aquellos que capturan inmaduros, peces por debajo de su talla, deben ser prohibidos. Los pescadores que emplean una técnica de pesca destructiva, no se considerarán pescadores artesanales y sostenibles en el marco del PPC.

 

4) Restaurar la salud de nuestros mares en Europa y el resto del mundo.

La gestión de la pesca en Europa debe tener en cuenta las diferentes realidades locales y regionales y situar el sector pesquero artesanal en el centro de su gestión. Esta gestión debe construirse basándose en la experiencia y habilidades de las personas que están directamente relacionadas con la pesca. Su saber hacer y su conocimiento empírico debe ser valorado y utilizado en una mayor colaboración con, administraciones, los organismos científicos, comités asesores, pescadores artesanales y de bajo impacto y otras partes interesadas, dentro de planes de co-gestión, incluyendo el desarrollo de escenarios de gestión sostenible.

La nueva PPC debe reforzar de forma significativa la investigación sobre el estado de las poblaciones de peces y las medidas de recuperación, incluso mediante una mayor financiación de a través del FEMP.

La aplicación de un enfoque ecosistémico a la gestión pesquera, protegiendo el medio marino, debe ser un requisito previo de la nueva PPC. Las cuotas no deben exceder las  recomendaciones científicas la nueva PPC debe asegurar que para 2015 todos los stocks de peces se recuperen a niveles superiores a los que pueden asegurar capturas sostenibles.

Las Reservas Marinas son una de las soluciones para proteger el medio marino de los efectos de la pesca. Como para cualquier otra medida de conservación su establecimiento debe llevarse a cabo con la debida consulta y considerar las necesidades de los pescadores sostenibles.

 

Misión

L.I.F.E – Plataforma de Pescadores de Bajo Impacto de Europa

MISIÓN

 

  1. La plataforma LIFE nace con el objetivo de constituir una voz única, fuerte e inclusiva que representa los intereses de los pescadores y pescadoras europeos/as que utilizan técnicas de pesca artesanal de bajo impacto en consonancia con la Declaración Conjunta firmada en 2012 en el Congreso Europeo de Pesca Artesanal. Su misión es la consecución de las condiciones necesarias para que la pesca se lleve a cabo de forma sostenible y que de los pescadores y pescadoras europeos/as que utilizan técnicas de pesca artesanal de bajo impacto puedan potenciar al máximo su viabilidad social y económica. L.I.F.E. permite a los pescadores y pescadoras europeos/as artesanales de bajo impacto desarrollar y transmitir posturas colectivas e influenciar el desarrollo e implementación de políticas y leyes, incluyendo la nueva Política Pesquera Común (PPC). L.I.F.E. constituye una plataforma que sustenta y promueve la creación de organizaciones pesqueras de bajo impacto tanto regionales como nacionales en los Estados miembros de la UE donde este tipo de pesca carece de representación.

 

  1. El objetivo de LIFE es alcanzar la sostenibilidad en la pesca, mediante una gestión que:
  • Garantiza el derecho a la pesca a aquellos que la ejercen de forma sostenible.
  • Elimina la sobrecapacidad de las flotas allí donde esta existiera, a la vez que preserva los puestos de trabajo en la pesca artesanal de bajo impacto.
  • Acaba con los subsidios perjudiciales y con las prácticas de pesca destructivas e insostenibles.
  • Contribuye a restablecer la salud de nuestros mares tanto en Europa como en el resto del mundo.

 

  1. Los miembros de LIFE son organizaciones que se han comprometido a apoyar los objetivos de LIFE y la Declaración Conjunta. LIFE representa a aquellos pescadores y pescadoras que utilizan aparejos de pesca de bajo impacto en lo que respecta a su capacidad selectiva y a su impacto en los hábitats marinos, trabajan en sus propias embarcaciones y se comprometen a garantizar la sostenibilidad de sus actividades, respetando las leyes establecidas si las hay, y aplicando medidas propias para proteger los recursos pesqueros y el medio ambiente allí donde dichas leyes no existan o sean insuficientes. Además, mantienen un fuerte vínculo social, cultural y económico con sus comunidades.

LIFE no representa a aquellos pescadores que recurren a métodos de pesca destructivos, que tiene un impacto dañino sobre el medio ambiente, no son selectivos o atrapan peces de pequeño tamaño. Estos métodos se deciden según Estado miembro.